ela

Día Mundial Contra la ELA, 21 de junio

La esclerosis lateral amiotrófica (ELA), es una enfermedad neurodegenerativa que tiene serias consecuencias para el paciente, con una media de supervivencia de 3 años. Cerca de un 10% de las personas que la padecen tienen un patrón hereditario.

Su prevalencia varía entre 2 y 11 casos por 100.000 habitantes en una edad comprendida entre los 58 y 63 años para casos esporádicos, y de 47 a 52 años para los familiares.

La principal característica en la sintomatología de la ELA es la debilidad muscular incluyendo la musculatura bulbar progresiva.

Un diagnóstico temprano de ELA resulta complicado porque sus síntomas son similares a la de otras enfermedades neurológicas. Para ello, se utilizan pruebas como el electromiograma, un estudio de conducción magnética, analíticas de sangre y orina, punción lumbar y biopsia.

No existe un tratamiento curativo para esta enfermedad, pero sí medicamentos que resultaron ser efectivos para retrasarla y prologar la supervivencia.