discapacidad

Discapacidad

El 3 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas con el objetivo de informar y concienciar a la sociedad sobre la realidad y necesidades de estas personas.

Se trata de aquella condición por la que una persona tiene dificultades para desarrollar tareas cotidianas y corrientes que al resto de individuos de su misma edad y sin esa discapacidad no les resultan complicadas.

En el ámbito de la discapacidad, el contexto físico, social y cultural en el que la persona vive hace que la experiencia de la discapacidad sea única para cada individuo por lo que los intentos para su clasificación son difíciles.

Se estima que 1 de cada 7 personas de todo el mundo presenta algún tipo de discapacidad. Así, a día de hoy, conviven en el planeta en torno a 1.000 millones de personas con algún tipo de discapacidad, de las cuales más de 100 millones son niños.

Los tipos se pueden clasificar en tres áreas:

· Motora, cuando el órgano afectado es el aparato locomotor (dificultades para caminar, dificultad en el mantenimiento o el cambio de posición, y en la manipulación o la realización de determinadas acciones).
· Psíquica, cuando la afectación se da en las cualidades intelectuales (depresión, esquizofrenia, trastorno bipolar, trastornos de pánico, trastorno esquizomorfo o el síndrome orgánico).
· Sensorial, cuando las limitaciones afectan alguno de los cinco sentidos (vista, oído, olfato, gusto y tacto).

También existen las llamadas discapacidades invisibles, que son las que no se aprecian a simple vista, como es el caso de la discapacidad intelectual.

La inclusión de personas con discapacidad significa entender la relación entre la manera en que las personas funcionan y cómo participan en la sociedad, así como garantizar que todas tengan las mismas oportunidades de participar en todos los aspectos de la vida al máximo de sus capacidades y deseos.