¿Por qué se ponen las uñas negras?

 

Uñas negras

 

Las uñas negras son un problema bastante común en el día a día y que se ha visto incrementado con el auge de los hábitos deportivos (sobre todo en el mundo del running). Un golpe o una mala pisada, en la que no se reparten las fuerzas de forma fisiológica, puede generar ciertos traumatismos repetidos en las uñas, que serán los responsables de generar esa apariencia oscura.

 

Pero… ¿por qué se ponen las uñas de los pies negras y cómo podemos solucionarlo?

Principalmente, se describen dos motivos por las que las uñas se tornan de un color negro u oscuro (cromoniquia): Razones fisiológicas (melanoniquias) o por hematomas subungueales por causas externas.

 

  1. HEMATOMAS SUBUNGUEALES POR CAUSAS EXTERNAS

Este tipo de cromoniquia viene dado por causas externas (traumatismos), es decir, no tienen relación con enfermedades o procesos fisiológicos del paciente. A causa del traumastismo, se rompen los vasos sanguíneos y se produce una acumulación de sangre debajo de la uña, dando este aspecto oscuro. Los motivos más frecuentes son:

 

– Traumatismo con un objeto que cae directamente sobre la uña del pie. Este es el más frecuente y donde se puede apreciar más rápido el color oscuro en la uña (sobre todo en la uña del dedo gordo)

– Uso incorrecto de calzado (muy estrecho o pequeño), oprimiendo la parte delantera del pie a cada paso que damos.

 

– En deportes como el runningfútbolballetesquí, etc, las uñas de los pies estan continuamente «chocando» y golpeando con la parte delantera del zapato, y por lo tanto es más frecuente su aparición.

 

– Hemorragias en astillas: típicas de traumatismos, finas y longitudinales, dan una apariencia de astilla y se localizan en la zona distal de la uña.

 

– Presencia de exóstosis en la falange distal del hallux.

TRATAMIENTO

En muchos casos, la uña se recuperará de forma natural sin tratamiento, pero en otros más severos puede desprenderse de la piel. En los casos expuestos anteriormente está indicada una pronta actuación podológica en centros especializados. Si el traumatismo ha sido reciente o el hematoma aún está líquido debe hacerse una fenestración en la uña, es decir, un especialista hará un orificio en la placa ungueal para drenar ese hematoma.

Para prevenir y evitar un hematoma subungueal se recomienda controlar la pisada y el uso de un calzado adecuado (talla correcta, sin punta estrecha y con una pala flexible), así como cortar las uñas correctamente, sobre todo si practicamos deporte.

 

  1. RAZONES FISIOLÓGICAS (MELANONIQUIAS)

 

Es un tipo de alteración en el color de las uñas de los pies (cromoniquia), dando una tonalidad oscura marrón rojiza. Hay diferentes tipos de melanoniquias según el área que ocupen (longitudinal o total). Todo paciente que padezca una uña negra sin traumatismo previo, debe ser estudiado y supervisado por un profesional, ya que puede ser más grave de lo que se piensa. Este tipo de uña negra se puede originar por:

 

– Nevus matricial: proliferación benigna de melanocitos en la matriz.

 

– Melanoma maligno: proliferación maligna de melanocitos.

 

– Infecciones por hongos: melanoniquia total tricofítica. Las infecciones fúngicas causan una coloración blanca/amarilla, pero por la acumulación de desechos puede acabar derivando a colores más oscuros.

– Cambios de pigmentación (tono de la piel). Pueden aparecer «manchas» oscuras debajo de las uñas de los pies.

 

– Enfermedades o problemas como: Diabetes, anemia, etc.

 

En este caso donde no hay un traumastimo previo, el diagnóstico diferencial mediante diferentes pruebas diagnósticas (biopsias, cultivo, epiluminiscencia, etc.) es fundamental, ya que el tratamiento va a depender de la etiología de la misma. Las sesiones de quiropodia son necesarias para el diagnóstico y para la curación de las mismas, ya que se pueden observar o detectar anomalías que el paciente no puede ver.